lunes, 4 de enero de 2010

Kings Of Leon - Live At The O2 London, England (Crítica)



Una de las mayores apuestas de RCA Records es sin duda Kings of Leon, la intensa banda de rock norteamericana ha esperado recién hasta su cuarto disco de estudio para editar un documento de sus performances en vivo, y lo ha hecho en uno de sus mejores momentos. El concierto realizado por el conjunto de los hermanos Followill en junio en el ahora mítico O2 Arena de Londres, cierra un círculo para una de las más importantes agrupaciones de rock que tiene el planeta en la actualidad.

El DVD comienza con uno de sus mejores singles, “Notion”, que aparece en el espacio demoliendo toda expectativa, la fuerza y rudeza del cuarteto simplemente copan todo el recinto; los ingleses –extasiados- deliran con los primeros acordes de este clásico instantáneo. El juego de pop ambivalente del nuevo disco de KOL se refleja en el segundo track, con la ejecución magistral de “Be Somebody”, otra de las joyas del multipremiado “Only By The Night”.

“Taper Jean Girl” aparece en la lista de canciones como una conjunción de juegos entre el bajo y la batería, para este momento la banda ya agarró cuerpo y se dispone a desplegar sus recursos sureños, juegos y acordes que han sido una constante en una agrupación fiel a sus raíces. Caleb, Nathan, Jared Followill y su primo, Matthew Followill, conforman esta brillante banda original de Nashville, Tennessee, que ha logrado hacerse de un nombre en el panorama rockero.

“My Party” es una oda instrumental confusa pero hipnotizante, que supera largamente a la versión de estudio. Los siguientes temas forman parte del fresco debut del grupo el álbum “Youth and Young Manhood” de 2003: “Molly’s Chambers” y “Red Morning Light” suenan bastante más pesadas, tienen ese ‘groove’ metal que las asienta sobre sus demás temas.

"El poder sexual que ejerce la banda en escena es evidente"

Dando siempre la imagen de chicos sanos: dicen beber energizantes en vez de cervezas y han confesado ser fervientes católicos, el poder sexual que ejerce la banda en escena es evidente y los riffs y bailes de Caleb en vivo puede ocasionar algunos apuros en las damas, la misma vieja historia de la estrella de rock, desde Elvis hasta Robbie Williams.

Los mejores temas del DVD son sin duda “Closer”, que abre el O2 London Arena hacia el cielo envuelto en un mantra guitarrero; “On call”, esa gema del “Because the Times” que esperaba fuera así de impactante en vivo; “The Bucket”, con esa vena de garaje que siempre hace falta; y el impactante cierre con “Black Thumbnail”. En resumen: Cuatro tipos en el mejor momento de sus vidas expuestos a la masa, armados con guitarras y buena pinta. La historia del rock se repite, ¿verdad?, pero siempre hay algo nuevo bajo el sol. Ojalá Lima los vea alguna vez.

BURNAGE

1 comentario:

Alfredo "Alfie" Segura dijo...

Una gran banda sin duda, creo que junto a The Killers ha sido de lo mejor que nos dejó la primera década de este siglo.
Saludos